Para cualquier persona interesada en la política nacional, y que haya seguido el increible pero menguante congreso o congresos-asambleas o que cada uno ponga el calificativo que desee, de los comunistas españoles, se estará realizando una fácil y simple pregunta, ¿ y ahora qué ?

La elección de una dirección bastante diversa pero controlada por el Partido Comunista de España (PCE) y en especial la elección por un 55% como Coordinador General del Consejo Federal de IU del dirigente castellano-manchego Cayo Lara, abra una nueva etapa en la coalición de izquierdas que, de buen seguro, nos recordará acciones del pasado.

Muchos nos preguntamos, y la pinza cuando ?. Y es que el sector que ha visto recuperado el poder perdido hce 8 años a manos del antiguo Coordinador General, Gaspar Llamazares, no se distinguió en el pasado precisamente por acercamientos a la izquierda.

Si de algo recordamos al PCE es por su pinza política al PSOE, por sus devaneos con la derecha para evitar que el Partido Socialista gobernara. Reordaremos como fueron capaces de llamar a la Huelga Genral contra un gobierno de izquierdas en lugar de intentar alcanzar acuerdos, y doblarse ante el poder ejercido por los gobiernos de extrema derecha de José Maria Aznar.

Y es que no olvidemos que lejos de plantear un futuro que dote de seriedad y discurso a la coalición, las palabras del nuevo Coordinador General fueron de plantearse un llamamiento a la huelga general. Y es que no habían pasado ni una semana y ya imitaba en sus formas a la vieja guardia comunista que en su día encabezó Francisco Frutos.

Veremos en adelante si Cayo Lara se rodea de las viejas amistades peligrosas que tanto gustaron a la ya caduca vieja guardia comunista o se avienen a pacto y acuerdos de futuro en comunidades autónomas y corporaciones locales.

Anuncis