Los socialistas de Barcelona andamos estos días viviendo una de las etapas más extrañas, convulsas y excitantes de las últimas décadas. Un proceso abierto de primarias entre dos candidatos a la alcaldía de la ciudad, JORDI HEREU el candidato natural y MONTSERRAT TURA la candidata digital promovida y auspiciada desde otros frentes del partido distintos a la ciudad, enfrentan posiciones, modelos e ideas.

Yo tuve claro desde el minuto cero mi posicionamiento. No soy ni he sido funcionario, trabajador asalariado del partido, asesor municipal ni relación profesional alguna con JORDI HEREU. No puede pues presumirse que tenga una motivación de necesaria afinidad como determinadas mal intencionadas mentes han propagado estas semanas sobre los centenares de personas que hemos dado apoyo público al alcalde. Sin embargo digo JO VOTARÉ HEREU.

Mucho se ha hablado de los valores de uno u otro candidato, de la extrema importancia que tiene para el socialismo de la ciudad este proceso como elemento revitalizante y revulsivo para nuestros afiliados, simpatizantes y electores fieles.

Sin embargo es lo que no trasciende habitualmente lo que hace que, un afiliado de más de 20 años como yo, sienta por primera vez en años, que algo en mis entrañas se remueva y exprese de forma súbita y con rabia contenida mis ganas de gritar bien fuerte que AQUI ESTAMOS LOS SOCIALISTAS DE BARCELONA.

Un argumento usado estos días por ciertos detractores del alcalde basa su principal argumentación en un paupérrima idea; “defiendo el mismo proyecto de ciudad que tú, aunque considero que necesitamos un cambio de lider”. Este afán por cambiar el rumbo natural de las cosas, por dirigir la nave hacia un mar plano y en calma, -aunque esta navegación se haga con un navío de importación escasamente natural y con muchos atributos artificiales-, nos ha llevado a tener que admitir situaciones muy poco naturales o habituales.

Yo creo en la persona, en su capacidad de transformar lo complejo en sencillo, lo imposible en real, lo lejano en próximo, lo racional en utópico. Alguien que crea que TODOS SOMOS CIUDAD Y TODOS SOMOS PARTIDO. Alguién que confie que solamente con una base sólida de personas que comparten un mismo fin, será posible un futuro mejor.

Expreso mi adhesión a la figura del alcalde, a la persona que representa JORDI HEREU, a un proyecto por el que me desviviré en proyectar y lucharé por explicar, con un símil histórico que expresa este momento que vivimos los socialistas de Barcelona:

Ernest Henry Shakelton, famoso explorador irlandés hizo historia al escribir uno de los hitos de la exploración marítima de la historia de la humanidad. Su hazaña en su intento de explorar el hasta entonces desconocido Polo Antártico le llevó a embarcarse hacia lo desconocido junto a 28 marineros más con su navío “Endurance” (Resistencia).

Shakelton no tuvo ni el apoyo económico ni el tesón expansionista, ni el aporte económico y material de su gobierno, sin embargo se propuso una conquista hasta ese momento épica, dirigirse con sus hombres a una meta compleja.

No consiguió llegar a pisar el objetivo por el que otros exploradores si pisarían pero logró, durante un periodo de más de 18 meses, mantener a sus hombres vivos, sanos, motivados, felices y con la meta puesta sin desánimo en un logro común a todos ellos.

Shakelton volvió a su Inglaterra natal tres años después de su partida siendo recibido por la población como un auténtico héroe, había devuelto a sus hombres sanos y salvos y su azaña de supervivencia, espíritu de superación y motivación colectiva hacia un fin común, han convertido a este explorador en uno de los héroes nacionales a la altura de otros que lograron un fin concreto.

El ejemplo de Shakelton es la referencia usada en los entornos actuales de la empresa moderna y su ejemplo es sinónimo de LIDERAZGO, MOTIVACIÓN y ESPÍRITU DE SUPERACIÓN.

Definimos el liderazgo como el conjunto de capacidades que un individuo tiene para influir en un colectivo de personas, haciendo que este colectivo trabaje con entusiasmo en el logro de objetivos comunes. Se entiende como la capacidad de tomar la iniciativa, gestionar, convocar, promover, incentivar, motivar y evaluar a un grupo o equipo.

Sirva el ejemplo de Shakelton para definir lo que muchísimos de los socialistas de Barcelona expresamos desde el inicio con nuestro apoyo a JORDI HEREU. Un buen lider es capaz de contagiar esta ilusión innata en sus creencias y hacer copartícipes al resto de una lucha común.

El liderazgo no se impone, ni las organizaciones ni en la empresa ni en política. Liderar es compartir, es escuchar, comunicar y motivar a quien te rodea. JORDI HEREU se ha ganado el respeto, la autoridad moral, el derecho a dirigir de nuevo nuestra ciudad en la que cree como nadie, por la que sabemos, combatirá contra quien sea, pese a quien pese.

Por todo ello lo tengo claro y expreso de forma libre y sin avales (algo que hemos popularizado en Barcelona y que dudo se ejemplifique en otras ciudades catalanas) mi emotiva, sincera, acérrima, libre, entusiasta y emocional ahesión a la persona del alcalde JORDI HEREU.

Anuncis